El Engano Guarani
Inicio
Invirtio
Orquestro
Oculto
Continua
Acerca del Autor
 

El Engano Guarani

EL ENGAÑO GUARANI
Por Eduardo Garcia Obregon
Denunciador y Chivo-expiatorio del Fondo de Itaipu

“Itaipu: produciendo energía y CORRUPCION”

Alcance de este Informe:

El Engaño Guarani NO se refiere a todas las inversiones realizadas por Cajubi afuera de Paraguay. Este lnforme es una narración de hechos y contiene vastas evidencias documentales verificables, las cuales provienen de una diversidad de fuentes, acerca de las inversiones de Cajubi en Canadá por alrededor de $57 Millones y particularmente sobre las realizadas con la participación de las empresas de Eduardo Garcia: Genesis (LA) Corp., Managed (Portfolio) Corp., First Canadian Int Corp. y FC Int Corp. por un total de $32 Millones.

Asistiendo a la directiva de Cajubi liderada por Cadogan y Aquino, en octubre del 2010, Mabel Rehnfeldt de ABC Color y Luis Bareiro de Ultima Hora inauguraron la campaña falsa y difamatoria por irregularidades, fraude y estafa en contra del señor Garcia y de sus empresas sin contar con evidencias, y a la fecha de emisión de este Informe, dichos periodistas continúan careciendo de evidencias. Por lo anterior y con respecto a las inversiones de Cajubi en Canadá, las “investigaciones” y publicaciones de Rehnfeldt y Bareiro eran en octubre del 2010 y continúan siendo al día de hoy: Un Engaño para su propio pueblo…la telenovela de la Estafa del Siglo o el Robo del Siglo XX en Paraguay; una conspiración paraguayo-canadiense para castigar a enemigos personales y políticos en Paraguay y para perpetrar El Negociado del Siglo.

Flourish

 

Preámbulo

Itaipu Binacional (Itaipu) es la hidroeléctrica de mayor generación de electricidad en el mundo; está localizada en el río Paraná, entre Brasil y Paraguay. Itaipu Binacional es una de las empresas más grandes de Sudamérica, el tamaño de su presupuesto probablemente representa la mitad del presupuesto de Paraguay.

Los accionistas de Itaipu son 50%-50%: la entidad paraguaya ANDE–Administradora Nacional de Electricidad y la entidad brasileña ELETROBRAS–Centrais Elétricas Brasileiras S.A..

En el año 2009, Garcia Obregon detectó dos fraudes cometidos en Canadá por un total superior a los $17 millones de dólares en inversiones que el Fondo de Itaipu llamado Caja Paraguaya de Jubilaciones y Pensiones del Personal de la Itaipú Binacional (Cajubi) realizó en Ontario-Canadá en los años 2007 y 2008 (Columbus y Keystone), en los cuales el común denominador era el canadiense de ascendencia siciliana Antonio (Tony) Duscio. Garcia Obregon voluntariamente asumió el rol de denunciador investigando y reportando dichos fraudes y además, trabajó en la protección y recuperación de dichas inversiones contando con el apoyo y cooperación de la administración de Cajubi anterior a Luis Cadogan (presidida por Mariano Escurra) y la asistencia de dos de las firmas legales más reconocidas en Canadá, hasta poco tiempo después de que Itaipu reemplazara a los miembros de la Directiva del fondo. Cuando Luis Cadogan tomó posesión en junio del 2010, Cajubi inmediatamente suspendió dicho apoyo y cooperación.

En el Informe El Engaño Guaraní, Garcia Obregon relata como la Directiva de Cajubi, capitaneados por su presidente Luis Cadogan, usó la coyuntura de sus diversas inversiones en Canadá para venderle a las masas la telenovela “la Estafa del Siglo” como parte de una agenda debajo de la mesa, la cual incluía 1) vapulear a sus adversarios políticos ó personales: los miembros de las administraciones anteriores presididas por Víctor Daniel Bogado Núñez y Mariano Damián Escurra Vicésar, como usufructo politiquero del problema y 2) perpetrar El Negociado del Siglo contra la misma Cajubi.

Dado que el fondo jubilatorio de Itaipu es una entidad privada, era razonable asumir que la solución a dicha coyuntura se daría dentro de tal ámbito, no fue así. Todo lo contrario, en este Informe, Eduardo Garcia Obregon expone como la solución al problema contó con rasgos característicos del aparato demagógico al servicio de la oligarquía en el poder que data de la época de la Colonia en los países latinoamericanos. Se trata de Paraguay, un país relativamente pequeño de Sudamérica descendiente de la civilización Guarani, con ciertas peculiaridades: holgados recursos hidroeléctricos, un pueblo pobre cuyo destino es influenciado primordialmente por la clase política con banderas de diferente color, el país más CORRUPTO del continente Americano después de la Venezuela Bolivariana de Hugo Chávez, de hecho, este Informe demuestra que Paraguay exportó corrupción a Canadá, como si ésta hubiese sido cualquier producto o servicio.

El señor Garcia Obregon es un profesional contable, apolítico, con 20 años de experiencia en finanzas internacionales, y ha completado programas superiores de gestión financiera en Harvard Business School y London Business School; y es el representante legal de varias empresas canadienses las cuales formaban parte de la estructura corporativa a través de la cual administraciones anteriores a Luis Cadogan invirtieron ciertos fondos en Canadá, estas compañías no tienen nada que ver con los dos fraudes de Antonio Duscio. Eduardo Garcia Obregon es un hombre a carta cabal y para el hubiera sido cuantiosamente más cómodo y económico no investigar y denunciar los fraudes de Duscio.

Cadogan, como presidente de Cajubi, tenía una sola tarea: recuperar las dos inversiones que habían resultado fraudulentas por más de $17 millones. Sin embargo, Cadogan y sus aliados tenían otras prioridades, otra agenda, una en la cual el denunciador representaba un inconveniente

Eduardo Garcia Obregon decidió no prestarse al deshonroso juego de Itaipu/Duscio/Waddell, y como consecuencia, fue convertido por la misma Itaipu en el chivo expiatorio de la telenovela, en “el cerebro” del Robo del Siglo.

Cadogan y sus cómplices le comunicaron al pueblo paraguayo que debido a “la Estafa del Siglo” o “el Robo del Siglo XX en Paraguay”, el fondo previsional estaba en quiebra. También, que en todas las inversiones que Cajubi realizó a través de las empresas del señor Garcia Obregon “Cajubi no sabía en que ni con quien estaba invirtiendo”.

Itaipu no estaba interesa en recuperar los US$17 millones en inversiones que el canadiense Tony Duscio y sus cómplices estafaron a su fondo jubilatorio, la agenda era de otro tipo… Era demagógica, y el eje de tal agenda fue una telenovela paraguaya llamada “La Estafa del Siglo” o “El Robo del Siglo por cerca de US$200 millones”; deshonrosamente concebida y ejecutada en Asunción, con la participación de la misma Itaipu. El Engaño Guarani contiene las evidencias documentales.

Luis Cadogan deseaba hacer las cosas a su manera y contrató abogados en Paraguay y Canadá que NO dieron seguimiento a los procesos Civiles, Penales y Regulatorios iniciados en Canadá entre finales del 2009 y principios del 2010, por medio de los cuales Cajubi estaba tratando de recuperar y proteger las inversiones fraudulentas de Columbus y Keystone… Cadogan realmente hizo las cosas a su manera.

Con fecha 13 de agosto del 2010, el directivo del Fondo de Itaipu Tomás Rafael González-Mir propuso a los demás miembros de la Directiva de Cajubi presidida por Luis Cadogan, que los directivos debían viajar a Ontario-Canadá para dar seguimiento inmediato a: 1) las acciones Civiles -carpetas de la Corte #35-1062601, #CV-09-385535 y #C-1339-09, 2) las denuncias Penales ante la Policía Regional de Waterloo y la RCMP, y 3) las denuncias Regulatorias ante la IIROC y la OSC carpetas #0426/APR/09.1 - 0426/APR/09.2 y #20090714-5378, respectivamente; las cuales Garcia Obregon había emprendido contra el tramposo de Tony Duscio y uno de sus títeres Cal Waddell, por las inversiones de Cajubi por CAN$7.4 millones y US$10 millones en Columbus y Keystone, respectivamente. Para ello González-Mir sugirió como prioridad una reunión de emergencia con Gowlings en Canadá, la firma legal que en ese momento estaba asistiendo a Cajubi con tales esfuerzos, y una reunión con todas las partes involucradas en dichas inversiones. Las vastas evidencias contenidas en El Engaño Guaraní muestran que en su lugar, Luis Cadogan decidió enviar a Adelio Dolores Aquino e Ignacio Velazco Lombardo con el aparente objetivo de concretar la recuperación de las dos inversiones problemáticas en esa jurisdicción, pero lo que estos dos individuos hicieron fue todo lo contrario a lo propuesto por González-Mir y terminaron feriando las dos inversiones mencionadas, y posteriormente, participando en El Negociado del Siglo. El viaje de González-Mir nunca se realizó ya que el jefe en Asunción, el entonces Director General de Itaipu Gustavo Codas Friedmann, le removió repentinamente de la Directiva de Cajubi el 15 de septiembre del 2010, según Determinación Nº DET/GP/039/2010.

Para que los enemigos políticos del bando de Cadogan fueran cargados penalmente en Paraguay por perjuicio patrimonial y lesión de confianza, Luis Cadogan Avalos y su equipo legal necesitaban demostrarle a los fiscales del Ministerio Público que estos fraudes habían sido perpetrados en Paraguay y por los mismos miembros de las administraciones anteriores… Cadogan y sus cómplices fueron más allá… Asistidos por los 2 periódicos de mayor cobertura en Paraguay: ABC Color y Ultima Hora, ambos interesados en vender sensacionalismo en lugar de noticias, construyeron un rascacielos sin cimientos: La telenovela “la Estafa del Siglo”, de acuerdo a la cual TODAS las inversiones de Cajubi en Canadá por más de $56 millones, incluyendo las realizadas por medio de las empresas del señor Garcia Obregon en Canadá, eran irrecuperables y objeto de fraudes perpetrados por las administraciones anteriores con la participación del denunciador mismo! Los periodistas simpatizantes de Cadogan y sus cómplices fueron principalmente Mabel Rehnfeldt de ABC Color y Luis Bareiro de Ultima Hora.

Al parecer, en Paraguay la prensa no le rinde cuentas a nadie. En el caso específico de ABC Color, éste es el periódico más grande de Paraguay y según algunos paraguayos, marca la agenda política en ese país. El mismo es controlado por Aldo Alberto Zuccolillo Moscarda, con lo cual, Zuccolillo posee una bancada vitalicia virtual en la política nacional. Aparentemente, ABC Color se ha caracterizado por el servilismo a los intereses de la oligarquía de turno desde la fundación del mismo –en agosto del año 1967– durante la dictadura del general Alfredo Stroessner, de quien el periódico de Zuccolillo recibió la bendición. Para mayor información sobre el periódico ABC Color y los presuntos vínculos de Aldo Zuccolillo con el dictador Stroessner, Juan Carlos Wasmosy, Nicanor Duarte Frutos, el almirante Emilio Eduardo Massera (fallecido represor argentino), etc.; estas son algunas lecturas sugeridas: “Paraguay: la verdadera historia del periódico ABC-Color” [Paraguay: The True History of Newspaper ABC-Color], “Los Herederos de Stroessner”, “Breve biografía no autorizada de Aldo Zuccolillo”, “Las resacas de la noche estronista” y “Conspiración de alto vuelo”.

De la misma manera, Cadogan lanzó dos mega-confusas demandas civiles por un total de $43 millones en Canadá para “recuperar” todas las inversiones del Fondo de Itaipu en Canadá, ubicando a Garcia Obregon en el centro de dicho barullo legal. La posición adoptada por Cadogan y sus aliados fue que los contratos multimillonarios, la mayoría de los cuales, se encontraban a más de cuatro años de su vencimiento, firmados por las administraciones anteriores, presididas por Bogado y Escurra, con varias empresas en Canadá, no valían nada, y que Cajubi ingenuamente no sabía en qué había invertido el dinero.

Aunque el inquisitorio ataque de Cadogan contra sus adversarios políticos y Garcia Obregon fue abundante en la prensa paraguaya, éste careció de evidencias jurídicas contra Garcia Obregon, y caricaturescamente Cadogan, aun siendo por ley el representante legal y jefe administrativo de Cajubi, nunca compareció en Canadá a testificar ante la Corte de Justicia, las autoridades ni los organismos reguladores para probar su caso y así terminar lo que él mismo había comenzado. El actual Director General de Itaipu, Franklin Boccia, no ha dado la cara en Canadá.

Contrario a lo vendido por los periódicos paraguayos, las evidencias confirman que Cajubi sufrió pérdidas en ciertas inversiones en Canadá en parte derivado de la Crisis Financiera del 2008, y en Columbus y Keystone porque Cadogan y sus cómplices socorrieron a Tony Duscio y su caterva. Cajubi no perdió ni un centavo debido a deficiencias en la estructura corporativa de las empresas de Garcia Obregon.

Por un lado, El Engaño Guaraní es la historia de guaraníes engañados por guaraníes, y como en el proceso el Fondo de Itaipu convirtió a Garcia Obregon de denunciador en el chivo expiatorio, creando la cortina de humo ad hoc detrás de la cual se escondió el pillo, Tony Duscio; y por otro lado, El Engaño Guarani expone como el pueblo paraguayo es víctima de la arbitrariedad y excesos de la prensa, en este caso, a la merced de dos individuos Luis Bareiro y Mabel Rehnfeldt.

Los principales individuos con fachada de oveja que se apuntaron al truco son: los dos cabecillas de Cajubi Luis Cadogan Avalos y Adelio Dolores Aquino, Gustavo Codas Friedmann, Franklin Boccia, Diego Bertolucci, Ignacio Velazco Lombardo, Sergio Eduardo Rodríguez Duarte, Luis Arguello (Canadá) y Eusebio Ramón Ayala Giménez.

A pesar que el proceso Civil en Canadá iniciado por Cadogan y Aquino apenas se encuentra al final de la primera de varias etapas, Cajubi ya ha gastado cerca de dos millones de dólares en honorarios de abogados sin haber recuperado ni un solo centavo a la presente fecha; y en general, estas controvertibles demandas más las querellas en Paraguay y otras acciones le han costado millones de dólares al Fondo de Itaipu y únicamente han dejado al mismo en una posición legal deteriorada y delicada. La telenovela ha sido un negocio redondo para los abogados paraguayos; entre ellos el ex juez Bernardo Villalba y el ex fiscal Rafael Fernández.

Adicional a lo anterior, los buenos abogados paraguayos cocinaron en mayo del 2012 El Negociado del Siglo por varios millones de dólares.

En la medida que el tiempo avanza, el carnaval montado alrededor de las inversiones de Cajubi por $57 millones en Canadá crece como una bola de nieve… ¡A río revuelto ganancia de abogados!

De la obscura época de la telenovela, la mayoría de los consejeros de Itaipu han sido sustituidos, pero la mayoría de directivos de Cajubi son los mismos; y desdichadamente mientras el statu quo politiquero prevalece, el Fondo de Itaipu y el pueblo guaraní en general continúan siendo el hazmerreír de Tony...

El actual presidente de Cajubi, Gustavo Adolfo Paniagua Formigli, tenía dos tareas: decirle la verdad al pueblo paraguayo acerca del aparente río revuelto por $100 ó $200 millones heredado de su antecesor Cadogan y a continuación rescatar lo que todavía quede de los $17 millones que la camarilla de Cadogan fue a feriar a Canadá.

Lamentablemente, Gustavo Paniagua se prestó al juego y firmó el Negociado del Siglo. Paniagua decidió dar continuidad a la controvertible posición asumida por Cadogan y su equipo, la cual principalmente protege a Tony Duscio. El 2 de abril del 2012, los abogados de Cajubi en Toronto bajo la presidencia de Gustavo Paniagua insistieron ante la Corte en Ontario que Cajubi se dio cuenta del resultado (pérdida o ganancia) de las inversiones hechas a través de las empresas de Eduardo Garcia en Canadá, hasta agosto del 2010, es decir 2 años y medio después que Cajubi realizó las inversiones!...posición que no únicamente es desatinada sino que además contradice varios de los alegatos contenidos en las querellas presentadas por la misma Cajubi ante el Ministerio Público en Paraguay.

El Fondo de Itaipu, también conocido como Caja de Itaipu, ha sido convertido por sus presidentes Luis Cadogan Avalos y Gustavo Paniagua en una caja de mentiras. Por ejemplo, a la presente fecha los abogados de Cajubi en Toronto continúan retorciendo los hechos para culpar al denunciador Garcia Obregon (en complicidad con los ex directivos de Cajubi Victor Bogado, Mariano Escurra y otros) del fraude perpetrado en la empresa Columbus por el canadiense-siciliano Tony Duscio, e irónicamente ni Cadogan ni Paniagua dieron ningún seguimiento a la demanda de pago por CAN$7.4 millones, que en beneficio de Cajubi, Garcia Obregon envió por medio de los abogados a los representantes (legales y de-facto) de Columbus el 9 de julio de año 2009.

La agenda politiquera de los presidentes de la Caja de Itaipu, Luis Cadogan Avalos y Gustavo Paniagua y los jefes de éstos, los Directores Generales de Itaipu Binacional Gustavo Codas Friedmann y Efraín Enríquez Gamón/Franklin Boccia, respectivamente, no incluía la recuperación de los $17 millones de dólares defraudados en Columbus y Keystone, y la prueba más visible y manifiesta es que Cajubi pagó y sigue pagando abogados en Toronto para socavar a Eduardo Garcia Obregon, el único Testigo que Cajubi tenía en Canadá contra los farsantes Duscio y Waddell.

Con fecha 17 de octubre del 2011, Eduardo Garcia Obregon, a través de la firma legal canadiense Gowlings, envió cartas al Presidente de Paraguay Fernando Lugo, al presidente de la Cámara de Diputados de Paraguay –el militante del partido Colorado– Víctor Bogado y al presidente del Senado de Paraguay –el militante del partido UNACE– Jorge Oviedo Matto, donde resumía los hechos de la problemática y manifestó el repudio a todo el circo montado por “los buenos” directivos de Cajubi e Itaipu; también envió copia de estas cartas a las autoridades de la OSC (Comisión de Valores de Ontario-Canadá) y la RCMP (Policía Montada Federal Canadiense). Ninguna de estas tres cartas fue respondida por los destinatarios en Paraguay.

La Prensa Paraguaya conspiró contra su propio Pueblo. Han pasado casi 4 años desde que Garcia Obregon detectó el primer fraude de Antonio Duscio; y a través de este tiempo, se ha hecho evidente que los individuos que componen las instituciones y grupos de poder e influencia en la sociedad paraguaya se conducen de una manera muy peculiar y algunos periodistas no son la excepción. Estos pocos individuos de la clase influyente paraguaya han sido los verdugos de la Caja de Itaipu. Tal como se indica en una de las primeras secciones de este Informe: “Los fraudes son una lamentable realidad de toda sociedad y cuando éstos son detectados, hay que atacarlos inmediata y frontalmente, no generar un carnaval alrededor de los mismos…“, tristemente fue un carnaval lo que el presidente de Cajubi Luis Cadogan Avalos y sus cómplices montaron con la asistencia de Luis Bareiro de Ultima Hora y Mabel Rehnfeldt de ABC Color; y como consecuencia todos ganan… ¡menos los afiliados de Cajubi!: los abogados, la prensa, los políticos, los politiqueros y el grupo de sinvergüenzas residentes en Canadá y los USA; estos últimos se deleitan hasta el día de hoy leyendo La Estafa del Siglo en las páginas de Ultima Hora y ABC Color. Por ejemplo, esta carta fue enviada a Mabel Rehnfeldt de ABC Color en junio del 2011 por Gowlings, una de las firmas legales más grandes de Canadá, para que la señora Rehnfeldt pudiera comunicarle al pueblo paraguayo la versión de los hechos, la señora Rehnfeldt nunca respondió.

El 2012 arribó y siendo un año preelectoral en Paraguay, conforme el mismo avanzó, el tinte político impregnado por los periodistas de ABC Color y Ultima Hora al tema de las inversiones de Cajubi se hizo más flagrante que nunca. También, se fue haciendo más evidente el suculento NEGOCIO PARA LOS ABOGADOS, que comenzó en agosto del 2010 bajo la presidencia de Luis Cadogan Avalos y culminó dos años más tarde, bajo la presidencia de Gustavo Paniagua, con el multimillonario Negociado del Siglo perpetrado contra Cajubi.

En la foto de abajo, los integrantes de la actual Directiva de Cajubi, quienes autorizaron el Negociado del Siglo para saquear legalmente al fondo de pensiones:

Dr. Gustavo Adolfo Paniagua Formigli (Presidente)
Abog. Oscar Fabián Cordazzo Rojas (Vicepresidente)
Lic. Heriberto Daniel Miranda Castro (Secretario – Titular)
Lic. José Amarilla Osorio (Secretario – Suplente)
Lic. Victor Vuyk Aranguren (Tesorero – Titular)
Abog. Ignacio Velazco Lombardo (Tesorero – Suplente)
Lic. Modesto Rojas Flores (Representante de los afiliados Activos – Suplente)
Dr. Adelio Dolores Aquino (Representante de los afiliados Jubilados y Pensionados – Titular)
Sr. Hugo Andrés Irala Estigarribia (Rep. de los afiliados Jubilados y Pensionados – Suplente)
Ing. Jorge Prous (Síndico – Titular)

Directiva Cajubi

¿Y cómo termina todo el conflicto? Fuera de Paraguay, gracias a la manera paraguaya de manejar los asuntos, el fondo jubilatorio no recuperó los US$17 millones; y los perpetradores de los fraudes, el sociópata de ascendencia siciliana Tony Duscio y su amigo Cal Waddell, salieron en caballo blanco y con dinero en los bolsillos. Además de los canadienses Duscio y Waddell, varios oportunistas en los USA y Canadá, quedaron en control o posesión de una parte de los activos defraudados, sin costo o riesgo alguno para ellos… este segundo grupo de individuos se ganaron la lotería sin haber comprado el billete. En Paraguay, a la fecha de emisión de El Engaño Guarani… las partes involucradas, incluyendo la prensa, siguen encubriendo a presuntas vacas sagradas… y parecen existir diferentes agendas sobre el mismo asunto.

Imputaciones: A finales del mes de septiembre del 2012, con el objetivo principal de silenciar a Eduardo Garcia Obregon, la pandilla paraguaya participante de El Negociado del Siglo –a través de la súper fiscala Victoria Acuña– fabricó Imputaciones penales contra Eduardo Garcia Obregon y su esposa ante el Ministerio Público en Paraguay.

El contenido fundamental de estas imputaciones es falso y contradice la posición de los abogados de Cajubi ante la Corte Suprema de Justicia en Canadá.

Estas imputaciones buscaban silenciar a Garcia Obregon e incrementar la factura de honorarios profesionales que Cajubi deberá pagar a los buenos abogados del Negociado, Rafael Fernández y Bernardo Villalba; y asimismo, le sirve a la pandilla para demostrarle al pueblo paraguayo que la ardua labor de Fernández y Villalba de “recuperación de las inversiones en Canadá” está teniendo éxito.

En definitiva, El Engaño Guaraní desenmascara una deshonrosa conspiración paraguayo-canadiense; un borí-borí de abuso de poder, CORRUPCION, politiquería, NEGOCIADOS debajo de la mesa, malinchismo, dolo e impunidad; y estaría disponible en varios idiomas a finales del 2012. En el tiempo apropiado, una copia del mismo sería enviada a la Asociación de Evaluadores de Fraude Certificados en Austin-Texas USA y a las facultades de Derecho de las universidades de Ottawa, British Columbia, Toronto, Queen’s, Dalhousie, McGill, Alberta, Calgary, Manitoba, New Brunswick, Saskatchewan, Victoria, Western Ontario, Windsor, y York; para que el caso sea utilizado para efectos pedagógicos.

Padrinos de esta conspiración paraguayo-canadiense: FRANKLIN BOCCIA y TONY DUSCIO

Boccia y Duscio

 

Referencias

Lo que terceras partes dicen acerca de las acciones tomadas por el señor Garcia Obregon en el transcurso de los años para proteger en Canadá los intereses de inversionistas latinoamericanos, incluyendo Cajubi:

“Apreciado Eduardo…lo que usted ha hecho por los inversionistas en Suramérica es verdaderamente admirable, aunque quizá nadie de ellos o sus asesores financieros lo agradezca, yo le sugiero que usted no continúe sufriendo con los costos de todo ese quilombo“.
Enero 2008 - William Gilmour
Veterano de la Policía Montada Federal Canadiense (RCMP) y abogado en El Reino Unido y Canadá
Burlington-Ontario, Canadá

”RE: Fraude Columbus…señor Garcia, gracias por haber sometido la denuncia en nombre de Managed (Portfolio) Corp. ITF CAJUBI. De antemano, agradeceremos toda la asistencia que nos pueda brindar a fin de que podamos asegurarnos de que Columbus haya conducido sus negocios sin infringir la legislación y regulación aplicable sobre valores e inversiones en Ontario”.
Agosto 2009 – Nalini M. Khan
Asesora Legal de Investigaciones, Comisión Reguladora de Valores en Ontario (OSC)
Toronto-Ontario, Canadá

“Estimado Eduardo…buscando hacer lo justo, usted ha excedido lo que cualquier otra persona bajo las mismas circunstancias hubiera hecho. Usted ha sido muy honorable y, es una vergüenza que las cosas no hayan resultado mejor o por lo menos hayan recuperado más dinero”.
Octubre 2010 - Elliott A. Vardin
Abogado especialista en Derecho Corporativo y Regulaciones Financieras, Fogler Rubinoff LLP
Toronto-Ontario, Canadá

“RE: Fraude Keystone...señor Garcia, agradecemos sus cartas fechadas diciembre 3 y 4 y sus anexos. Nos encontramos en el proceso de revisar todo el material“.
Diciembre 2009 - Nalini M. Khan
Asesora Legal de Investigaciones, Comisión Reguladora de Valores en Ontario (OSC)
Toronto-Ontario, Canadá

“…apreciado señor Garcia…agradecerle en nombre mío y de mis clientes en Portugal, sus honorables y gratuitos esfuerzos que durante los últimos dos años y medio usted ha realizado para proteger y recuperar las inversiones de mis clientes que invirtieron en Canadá con la empresa Keystone vinculada a Tony Duscio y Cal Waddell“.
Febrero 2012 - Antonio Gomes-Marques
Seguros Privados, bróker de seguros e inversiones, representantes de Asefa SA, parte de Groupe SMABTP el reasegurador más grande de Francia
Porto-Portugal

 

El Engano Guarani

Links de interés

Corrupción Paraguay:
www.transparency.org

Derechos Humanos Paraguay:
www.state.gov

   
Inicio | Invirtió | Orquestó | Ocultó | Continúa | Autor | ©2011-2012 Eduardo Garcia Obregon. All rights reserved.